Llevas varias semanas dejando crecer tu barba y empiezas a ver recompensada tu paciencia. Ahora tiene a más volumen y longitud, se va pareciendo a la barba que quieres, ¡¡por fin!! Atrás quedaron los picores y la descamación tan molestos que suelen aparecer al principio (aunque si estás en este punto no desesperes, lee esto).

Sin embargo notas que en el día a día, el resultado no es tan bueno como el día que sales de tu barbería. Entonces estás preparado, es momento de subir de nivel y provocar la admiración de otros barbudos con estos trucos.

Guía el crecimiento de tu barba

Cada uno tenemos diferentes formas de barba y el nacimiento del vello depende de nuestra genética. Pero eso no significa que no podamos hacer nada para modificarlo. Puedes hacer que tu barba crezca en una determinada dirección, lo que te ayudará a conseguir el estilo de barba que quieres y solo necesitas añadir un sencillo paso en tu rutina de cuidado diaria.

Con la barba limpia y seca, cepíllala en la dirección en la que quieres que crezca durante un par de minutos. Usa un cepillo para barba con cerdas de jabalí o de cerdas veganas, su textura ayuda a repartir los aceites naturales de la piel por el vello, además, mientras disfrutas del placentero masaje en la barba, también estás estimulando que crezca más fuerte y sana.

Si eres constante, en poco tiempo te resultará más fácil arreglarte la barba y conseguir el estilo que quieres.

Perfila tu barba

Afeitar los bordes de tu barba en mejillas y cuello no te llevará más de 5 minutos y sin embargo se nota mucho la diferencia. En las barberías lo hacen sin ningún esfuerzo, pero probablemente no tienes planeado ir tan a menudo…

¿Y si te lo haces tú mismo? Ya… Pensar en la espuma de afeitado y la cuchilla acercándose a ciegas a tu preciada barba te dan ganas de salir corriendo. Lo entendemos, pero hay otra manera. El gel de afeitado transparente de Freak’s Grooming te permite ver por donde pasas la cuchilla y afeitarte sin miedo de llevarte por delante tu barba.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Gel-de-Afeitado-Freaks-Grooming-1.jpg

Consigue una barba frondosa

Algunos hombres por cuestiones genéticas tienen barbas frondosas y otros la tienen menos densa. Pero si este último es tu caso, sigue estos pasos:

Cuando salgas de la ducha, seca ligeramente tu barba con una toalla pero sin frotar. Aplica 2 o 3 gotas de aceite como normalmente y peina la barba en la dirección deseada. Una vez desenredada, usa el secador con aire templado y con un cepillo redondo cepilla la barba hacia afuera y hacia arriba. Ve por partes y, una vez terminada toda la barba, aplica aire frío para mantener el volumen y cepilla suavemente hacia abajo en la dirección de tu barba.

Para terminar, usa tu aceite o bálsamo como de costumbre. Y si quieres un extra de volumen y un acabado natural, aplica agua de peinado Sea Salt por tu barba.

Disimula «las calvas»

¿Y a qué nos referimos con las calvas? Como ya supondrás, hablamos de esas zonas de nuestra cara en las que la barba crece menos frondosa de lo que nos gustaría o directamente no crece. No hay nada de malo en ello y todos los hombres (hasta los de las barbas más frondosas) las tienen, es lo que le da carácter a tu barba y te diferencia del resto.

Ahora bien, a algunos barbudos les molesta especialmente esas pequeñas zonas y lo bueno es que hay un par de formas de solucionarlo.

La primera es disimulándolas con el peinado, justo al salir de la ducha con la barba secada ligeramente con una toalla, peina o cepilla tu barba como de costumbre y aplica una pequeña cantidad de bálsamo o cera para bigote alrededor de la zona sin pelo. A partir de ahí, peina la parte superior del parche hacia arriba, después los laterales hacia sí mismo para taparlo, para terminar peina con cuidado la parte superior hacia abajo para tapar lo máximo.

Esta técnica funciona mejor en barbas largas, pero si llevas la barba corta y tienes vello fino en esos parches, también hay solución.

Aplica todos los días unas gotas de aceite de crecimiento “Growing” de Macho Beard con un suave masaje con la yema de los dedos. Puedes aplicarlo sobre toda la barba o solo en las zonas que creas necesario.

Vamos a ser muy claros, este aceite no hará crecer vello donde no lo hay, pero te aseguramos que engrosa y fortalece el vello fino, lo que te ayudará a disimular o incluso eliminar esas zonas menos frondosas de tu barba en unas semanas.

Comentarios

Publicar

Deja una respuesta